Deleuze y el devenir minoritario

Gilles Deleuze fue un pensador que siempre estuvo preocupado por la cuestión política. Con todo, es evidente que su pensamiento es difícilmente encuadrable o no es totalmente traducible a los términos de la teoría política académica tradicional. En las facultades de filosofía, dentro del marco de estudio de la filosofía política, el pensamiento político de Deleuze casi nunca forma parte de la serie que va de Platón a John Rawls y que pasa por Aristóteles, Maquiavelo, Spinoza, Hobbes, Locke, Hegel, Marx… etc. Y es que la contribución de Deleuze al pensamiento político —como bien dice Paul Patton en su bello libro Deleuze y lo político— ha de ser evaluada en relación a su propia concepción y práctica de la filosofía.[1] Read More

Mayoritario-minoritario y la inversión del platonismo en la filosofía de Gilles Deleuze

Para Deleuze son escazas las filosofías verdaderamente críticas con el orden establecido. Si la tarea de la filosofía es principalmente la de inventar nuevas posibilidades de vida, si su cometido más apremiante es el de criticar y subvertir aquello que nos oprime y esclaviza, para Deleuze la gran mayoría de las obras maestras de la filosofía están, por el contrario, invariablemente al servicio de un Principio que ordena, que fija los lugares y distribuye territorios a los entes, jerarquizándolos por rangos que se determinan por la distancia con respecto a ese Principio. Esto va de Platón a Hegel y llega incluso hasta Marx, hasta la fenomenología, hasta el existencialismo francés. Pero todo empieza con Platón, por lo que Deleuze no duda en afirmar que la tarea de la filosofía moderna es la de derribar el platonismo. Read More

Deleuze y las matemáticas: lo singular y lo ordinario como nociones físico-psicológicas. (Parte III)

Además de lo que quedó dicho en el post pasado, hay que decir que la singularidad es preindividual. “[L]o que es «preindividual» es la singularidad misma”, dice Deleuze en Diferencia y repetición, mientras que en El pliegue Deleuze precisa la relación de la singularidad con la individualidad. Afirma ahí que las singularidades no son generalidades, sino acontecimientos, «gotas de acontecimiento» que no por ello dejan de ser preindividuales. “Es la definición real del individuo: concentración, acumulación, coincidencia de un cierto número de singularidades preindividuales convergentes”. Y más adelante: “En este sentido, el individuo es la actualización de singularidades preindividuales”. Read More

Deleuze y las matemáticas: lo singular y lo ordinario como nociones físico-psicológicas. (Parte II)

[Viene de aquí] Por supuesto los acontecimientos ligados a los puntos singulares son acontecimientos virtuales, y, como los verbos en infinitivo, neutros e incorporales. Por definición, lo virtual es real sin ser actual, lo que significa que lo virtual es tan real como los estados de cosas en los que se actualiza. No obstante, actualizándose en objetos o estados de cosas presentes, siempre queda un resto de virtualidad que no se actualiza y que permanece en tanto que estructura virtual del objeto. Read More

Las fases del Ser: los procesos ontogenéticos en Gilbert Simondon

Veíamos en la entrada anterior [La crítica de Gilbert Simondon al «principio de individuación»] qué criticaba Simondon del principio de individuación en las doctrinas sustancialista e hilemórfica. Ambas consideraban como primordial al individuo constituido y trataban de deducir el proceso de individuación de éste, dejando en una zona oscura la verdadera ontogénesis. Dado que el principio de individuación en el sustancialismo y el hilemorfismo surge en cierta medida de una “génesis a contrapelo”, para Simondon es necesario operar una inversión en la búsqueda del principio de individuación. En líneas generales su propuesta será la de intentar conocer al individuo a través de la individuación antes que conocer la individuación a partir del individuo. Read More

5 postulados del poder que hay que abandonar (según el filósofo Michel Foucault)

Al filósofo francés Michel Foucault se le reconoce el haber llevado los análisis del poder a un nuevo nivel. A su juicio, el problema del poder se analizaba, desde las posiciones de derecha, desde el punto de vista de la constitución, la soberanía, etc., es decir, en términos jurídicos; y desde las posiciones de izquierda se hablaba de represión, de ideología, esto es, se trataba el tema del poder en términos de aparato de Estado. Pero “la manera como el poder se ejercía concretamente y en detalle, con toda su especificidad, sus técnicas y sus tácticas, no era algo que preocupara; uno se contentaba con denunciarlo en el «otro», en el adversario”. Read More

¿Está el ser humano “disciplinado” por el capital? Michel Foucault y la relación entre capitalismo y disciplinas

Vivimos en la era del capital. Son tiempos en los que los grandes avances tecnológicos y científicos se incorporan rápidamente a los flujos de dinero. La promulgación de leyes, la procuración de justicia, la política en general, están hoy más que nunca al servicio del capital, razón por la cual la soberanía de los Estados-nación, tal y como se entendía en siglos pasados, ha ido en franco declive. En la era de la “posmodernización” de la economía global, la creación de riqueza tiende cada vez más a lo que algunos filósofos, siguiendo los pasos del pensador francés Michel Foucault, llaman la producción biopolítica de la sociedad, un proceso en el que lo económico, lo social y lo político se superponen y funcionan como un solo proceso. Read More

Michel Foucault, las sociedades disciplinarias… y el mago de Oz

¿Vivimos —como sostuviera Guy Debord en 1967— en la sociedad del espectáculo? ¿Se trata solamente de un aparato integrado de imágenes e ideas que regula la opinión y el discurso públicos? No exactamente —piensa Foucault—; vivimos más bien en la sociedad de la vigilancia, y si en ella dominan las imágenes es solamente porque bajo su superficie la vigilancia llega a los cuerpos en profundidad. Read More