Imperio y biopolítica

El tránsito del imperialismo -orden mundial dominado por los Estados-nación soberanos- hacia el imperio, tiene como síntoma principal la declinante soberanía de estos Estados-nación, síntoma que se expresa en una creciente incapacidad por parte de éstos para regular los flujos económicos y culturales producto del trabajo humano. La soberanía en el imperio adquiere así otro cariz, otra forma compuesta por una serie de organismos nacionales y supranacionales que, sin estar dirigidos por ningún centro de poder y sin sustentarse en fronteras o barreras fijas, están sin embargo unidos por una única lógica de dominio. El poder del imperio es ubicuo, sutil y penetra en lo más íntimo del mundo social que habita pues presenta la forma paradigmática del biopoder. Read More